Fallas 2017 en Roma

¡Hola, amigos!

Os voy a contar mis aventuras de estas Fallas en Roma :

El miércoles 15 de marzo, cogí un vuelo hacia Madrid, y de allí a Roma en otro vuelo. Llegué a mediodía al aeropuerto y después fuimos al apartamento que estaba en el centro de la ciudad. También ese día, vi la plaza de Campo di Fiori,con su exuberante mercado, y Plaza Navona, con sus tres fuentes.

Fuente de los cuatro ríos - Plaza Navona

Fuente de los cuatro ríos – Plaza Navona

Luego, entré en el Panteón, que era un templo donde antiguamente se adoraba a todos los dioses por igual, allí también están enterrados  el rey Vittorio Emanuele II ( también conocido el padre de la patria), su esposa Margarita y su hijo Humberto I o artistas como Rafael. También vimos el Castillo de Sant’Angelo, uno de los sitios que salían en la peli ‘Angeles y demonios’.

En Castillo Sant'Angelo

En Castillo Sant’Angelo

Al día siguiente, visitamos la basílica de San Juan de Letrán, el Arco de Tito, el Foro romano, el Arco de Constantino y el Coliseo, donde me explicaron que debajo de la arena donde se hacían los espectáculos había pisos inferiores donde los gladiadores se entrenaban y donde estaban las jaulas de las fieras.Luego, vimos los mercados de Trajano, la columna trajana, y ya por la noche, fuimos a la Fontana di Trevi, donde lancé una moneda para volver a Roma y me hice fotos.

En el Coliseo

En el Coliseo

El viernes, fuimos a el país más pequeño del mundo, el Vaticano. Primero visitamos la basílica de San Pedro, donde observé la Piedad de Miguel Ángel, y subimos a la cúpula de la basílica. Luego fuimos a los Museos Vaticanos, donde admiramos la Capilla Sixtina, que también fue obra de Miguel Ángel.

Viendo la Piedad de Miguel Ángel en el Vaticano

Viendo la Piedad de Miguel Ángel en el Vaticano

En la plaza de San Pedro (Vaticano)

En la plaza de San Pedro (Vaticano)

El sábado, fuimos a Basílica Santa María Mayor (la catedral de Roma), Villa Borghese, unos de los parques más grandes de Roma, la Galería Borghese, al Venchi, donde mis hermanos se comieron unos crepes con chocolate que estaban deliciosos, y cené unos embutidos italianos exquisitos.

El domingo, fuimos a la Boca de la Verdad y al Circo Máximo, que era donde se hacían las carreras de cuadrigas y de atletismo. Después, comí pasta a la carbonara en el Trastevere y cogimos el avión en dirección a Valencia.

¿Cual de los monumentos de Roma es tu favorito?