La mansión de los cipreses

¡Hola, chicos!

Desde que tenía 8 años me ha gustado actuar y representar obras de teatro ante el público. Ese fue uno de los motivos por los que mis padres me apuntaron a la extraescolar de teatro. Las obras en las cuales he actuado son “El país de los colores”, interpretando a un niño dormilón, “Nicolás busca trabajo”, donde hice de diez personajes que trata de un espantapájaros que está harto de vigilar los campos de maíz y decide buscar un trabajo que le guste; “El pequeño don Quijote “,”Las mil y una noches”, donde un sultán quiere matar a Sherezade, pero ella lo convence para no matarla mediante historias que le cuenta por la noche.

En diciembre, tuvimos que ponernos de acuerdo sobre el género de la obra que íbamos a hacer a finales de curso. Después de comentar lo que queríamos, votamos y salió que la obra fuera de suspense con algún toque de miedo.

Cuando mi profesora estaba repartiendo los papeles de los personajes de la obra elegida finalmente ‘ La mansión de los cipreses’, yo estaba muy nervioso porque no sabía qué personaje me iba a tocar.

La obra trata de un escritor y su aprendiz que se mudan a una mansión que no saben que está “encantada” y al lado hay tres cipreses y un cementerio.En la mansión, el escritor oía una voz que decía que dejara flores en una tumba sin nombre. Esa tumba tenía que ver con la hermana desaparecida del ama de llaves de la mansión, la señora Whitman. Cuando se desvela el misterio, oye otra vez la voz dándole las gracias por las flores. Y no digo más para no hacer spoiler…

Un momento de la obra

Un momento de la obra

La moraleja es que los fantasmas no existen y que los sentidos nos juegan una mala pasada, aunque el final de la obra nos haga dudar.

Yo interpretaba a Jones, el aprendiz del escritor, al cual le da miedo todo. Mi obra era de suspense y para aliviar la tensión apareció mi personaje.

Y tú, ¿alguna vez has actuado en una obra de teatro?