La mansión de los cipreses

¡Hola, chicos!

Desde que tenía 8 años me ha gustado actuar y representar obras de teatro ante el público. Ese fue uno de los motivos por los que mis padres me apuntaron a la extraescolar de teatro. Las obras en las cuales he actuado son “El país de los colores”, interpretando a un niño dormilón, “Nicolás busca trabajo”, donde hice de diez personajes que trata de un espantapájaros que está harto de vigilar los campos de maíz y decide buscar un trabajo que le guste; “El pequeño don Quijote “,”Las mil y una noches”, donde un sultán quiere matar a Sherezade, pero ella lo convence para no matarla mediante historias que le cuenta por la noche.

En diciembre, tuvimos que ponernos de acuerdo sobre el género de la obra que íbamos a hacer a finales de curso. Después de comentar lo que queríamos, votamos y salió que la obra fuera de suspense con algún toque de miedo.

Cuando mi profesora estaba repartiendo los papeles de los personajes de la obra elegida finalmente ‘ La mansión de los cipreses’, yo estaba muy nervioso porque no sabía qué personaje me iba a tocar.

La obra trata de un escritor y su aprendiz que se mudan a una mansión que no saben que está “encantada” y al lado hay tres cipreses y un cementerio.En la mansión, el escritor oía una voz que decía que dejara flores en una tumba sin nombre. Esa tumba tenía que ver con la hermana desaparecida del ama de llaves de la mansión, la señora Whitman. Cuando se desvela el misterio, oye otra vez la voz dándole las gracias por las flores. Y no digo más para no hacer spoiler…

Un momento de la obra

Un momento de la obra

La moraleja es que los fantasmas no existen y que los sentidos nos juegan una mala pasada, aunque el final de la obra nos haga dudar.

Yo interpretaba a Jones, el aprendiz del escritor, al cual le da miedo todo. Mi obra era de suspense y para aliviar la tensión apareció mi personaje.

Y tú, ¿alguna vez has actuado en una obra de teatro?

Encuentro de teatro

¡Hola, chicos!

Os voy a contar mi experiencia en el III encuentro de teatro de los colegios marianistas. Fue en Vitoria-Gasteiz (Álava) y fuimos a representar la obra de teatro “Las mil y una noches”.

El día 4 de mayo, salimos del cole muy pronto (a las 8:00 h aprox), paramos a comer en Zaragoza y a las cuatro de la tarde llegamos a Vitoria. A las cinco, hubo una presentación y unas dinámicas de juego para conocernos. A las siete, los anfitriones hicieron una obra sobre unas audiciones para hacer un musical. Luego, nos dieron unas camisetas muy chulas porque eran personalizadas.

El día 5, nos repartieron en diferentes talleres. Yo hice el taller de improvisación, en él aprendí que improvisando, un objeto se puede convertir en otro. Luego, ensayamos la obra y comimos. A las 16h, vimos algunas obras como “Las tragedias de William Shakspeare”,”Un traje especial” o “La Bella y la Bestia”. Después, fuimos al teatro principal, vimos la obra “Crimen y telón” de la compañía “Ron La La” y conocimos a los actores. En la cena le hicimos una fiesta sorpresa a un compañero porque era su cumpleaños.

Foto del grupo de teatro

Foto del grupo de teatro

El día 6, vimos el resto de las obras y… ¡Actuamos nosotros! Estuvimos un poco nerviosos por si teníamos algún error pero lo hicimos muy bien. Luego, estuvimos en la Eucaristía, comimos rápido y dijimos adiós a Vitoria. Llegamos a las diez de la noche, justo para ver Masterchef.

Preparando la función de Las mil y una noches

Preparando la función de Las mil y una noches

Las criaturas fantásticas

Este cuento lo he preparado para mi extraescolar de teatro. ¡Que lo disfrutéis mucho!

  Las criaturas fantásticas

grifoHabía una vez un Grifo que vivía feliz con sus amigos: los pitufos,las hadas y los unicornios.

-Vamos a ver a los pitufos jugar un partido Sendokai – dijo el Grifo.

-Te voy a pitufar en el partido – dice el pitufo Vanidoso.

-¡ Jamás! – dice el pitufo Fortachón.

Después de un rato de partido.

-¡ Descanso! – grita el hada.

En el descanso, vinieron las brujas para quedarse con el único Grifo del mundo.

-¡A por el Grifo! -grita la capitana de las brujas.

Pero las hadas se lo impidieron. Para conseguir el Grifo, las brujas deberán superar una prueba: convertir sin magia una flor en … ¡un castillo!. Las brujas lo intentaron pero no pudieron superar la prueba. Por la noche, las brujas intentaron raptar al Grifo,

– ¡En silencio!  – susurró una bruja.

Pero un unicornio oyó ese susurro y dio la alarma.

– ¡Brujas! avisó el unicornio.

Los unicornios oyeron la alarma y usaron el cuerno para hacer magia, y las brujas se convirtieron en gnomos. Y las criaturas fantásticas no se sintieron amenazadas nunca más.

Y esta hada … te lo cuenta encantada.